Saltar al contenido

Receta de torrijas con tomate y jamón ibérico

Estamos habituados a pensar en las torrijas como un alimento dulce que habitualmente se ingiere como postre, ¿no es verdad?. Sin embargo, es un plato que puede combinarse con multitud de ingredientes de todo tipo; hoy vamos a contarte cómo preparar unas deliciosas torrijas con tomate y jamón ibérico, ideales para ser utilizadas como tapas o servidas como un plato entrante.

Antes de comenzar en la receta propiamente dicha vamos a ver qué es exactamente una torrija; es posible que la conozcas como torreja o tostada francesa. 

¿Qué son las torrijas, torrejas o tostadas francesas?

Cada torrija consiste en una rebanada de pan, (tiene que ser pan duro, y si es de varios días mejor) embebido en leche, en vino o en almíbar. A continuación, se la reboza en huevo y se fríe en aceite. Para finalizar se la endulza con azúcar o miel y se la aromatiza con canela.

En esta ocasión vamos a aprender a preparar una torrija salada con tomate y jamón ibérico. El resultado final es realmente delicioso, sobre todo si las hacéis con un jamón de calidad como el delicioso ibérico Legado el Pozo.

torrijas con tomate y jamón ibérico

Receta de torrijas saladas con jamón ibérico y tomate

Esta receta se diferencia sustancialmente de la receta tradicional de torrija ya que de los ingredientes y modo de preparación conserva solo el pan y la forma de remojarlo. Como se trata de una receta salada, para comer como entrante o tapa, obviamente no lleva ni azúcar ni leche.

Ingredientes:

  • 4 rebanadas de pan duro
  • 250 ml de tomate triturado
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Jamón ibérico
  • Vinagre de Jerez

Opcional: Radicheta o rúcula para sustentar y adornar la base del jamón.

  • Comensales: 4 
  • Tiempo de preparación: 20 minutos (10 de elaboración y 10 de cocción)
  • Tiempo de reposo: 20 minutos
  • Dificultad: Fácil

Modo de preparación

  • Colocamos en una bandeja el tomate triturado, previamente pasado por un colador.
  • Ubicamos con mimo las rebanadas de pan sobre la preparación anterior.
  • Dejamos el pan en remojo de 10 a 15 minutos por cada lado para que se empape bien y para que se ablande todo lo posible.
  • A continuación, ponemos al fuego medio una plancha hasta que esté bien caliente.
  • Procedemos a tostar las torrijas embebidas en tomate. Para que queden correctamente tostadas nos llevará de 3 a 5 minutos por cada lado.

Aderezo

  • En tanto aderezamos la lechuga o la rúcula con vinagre de Jerez y con aceite de oliva virgen extra.
  • Las escurrimos muy bien y las colocamos sobre las torrijas calientes después de haberlas sacado de la plancha.

Finalmente, procedemos a cubrir la radicheta o la rúcula con una buena cantidad de jamón ibérico y listo ¡a disfrutar de este manjar! Os aseguramos que los comensales no olvidarán esta receta y te exigirán repetirla con asiduidad.

Las torrijas con tomate y jamón ibérico constituyen un entrante maravilloso y se pueden acompañar con un plato principal compuesto por un potaje de lentejas, zanahoria y espinaca. Y de postre un helado de limón para favorecer la digestión.

¿Pones manos a la obra con esta receta y regresas para contarnos el resultado?

Categorías Primeros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.