Saltar al contenido

Bacalao al pil-pil ligero

Este bacalao al pil-pil ligero aporta proteínas de origen animal y vitaminas hidrosolubles además de beneficiarte por su capacidad LDL-colesterol-reductora de los ajos debido a su contenido en sulfidos.

Puede servirte de 2º plato de un menú equilibrado que empiece con un primer plato de macarrones con tomate y termine con macedonia de frutas como postre.

Foto de la receta

Ingredientes

  • 4 trozos pequeños de bacalao desalado
  • harina
  • 4 dientes de ajo
  • 1 cucharada de aceite
Personas: 2  
Tiempo: 8 minutos  
Dificultad: Muy fácil

Para preparar esta receta especial de bacalao al pil-pil ligero, seca muy bien los trozos de bacalao desalado con un paño limpio de cocina. Pon en una sartén o cazuela el aceite y los dientes de ajo. Mientras se calienta el aceite, enharina los trozos de bacalo por el lado que no tiene piel y pásalos entonces por la cazuela. Tras un minuto a fuego no muy vivo dales la vuelta y coloca los trozos de bacalao sobre el lado de la piel, a fuego muy suave, con la cazuela o sartén tapada. Tras un minuto, agita la cazuela suavemente con un movimiento circular para que el bacalao vaya soltando toda su gelatina, pasado otro minuto apaga el fuego y déjalo en la propia cazuela o en otro recipiente tapado que conserve el calor. Sirve el bacalao al pil-pil ligero caliente pero al cabo de un día no habrá desmejorado nada.

La receta de bacalao al pil-pil ligero es una forma distinta de preparar bacalao con toda la suavidad de su gelatina y la de los ajos pero con apenas aceite. No se obtiene una salsa ligada como en la del bacalo al pil-pil original pero se convierte en una preparación muy suave que evita las digestiones pesadas

Categorías Segundos

Enlaces relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.