Saltar al contenido

Pan trenzado de sésamo y anís

Este pan de fiesta con sésamo y anís aporta hidratos de carbono de absorción lenta pero además está enriquecido con huevo, aceite de oliva virgen y semillas que aportarán proteínas, hierro, ácidos grasos monoinsaturados, vitamina E y ácidos grasos poliinsaturados.

El pan con sésamo y anís es un pan tierno de costra blanda riquísimo tanto para acompañar carnes como pescados.

Foto de la receta

Ingredientes

  • Esponja:
  • 100 g harina
  • 60 g agua
  • 10 g levadura fresca
  • Masa final:
  • Toda la esponja anterior
  • 400 g harina
  • 200-225 g agua
  • 1 huevo
  • 25 g sésamo tostado
  • 5 g anís
  • 15 g aceite de oliva virgen
  • 10 g de sal
  • 10 g azúcar
  • Huevo para pintar, sésamo crudo y anís
Tiempo: 4 horas y 30 minutos  
Dificultad: Media

Esta trenza es una versión del pan de fiesta con sésamo y anís que en el Magreb se prepara en forma de torta redonda. Es un pan sabroso y aromático de miga suave y costra blanda.

Prepara primero una esponja en unos minutos: mezcla 100 g de harina, 60 g de agua tibia y toda la levadura fresca desmenuzada. Amasa por 2 ó 3 minutos y deja fermentar tapado hasta que doble el volumen inicial, una hora aproximadamente a temperatura ambiente.

Una vez tienes la esponja fermentada, trocéala y mézclala con el resto de ingredientes en un cuenco añadiendo el agua gradualmente hasta conseguir una masa bien ligada, húmeda pero no muy pegajosa. Coloca en la mesa y amasa vigorosamente durante 15-20 minutos hasta que la masa esté suave y elástica.

Una vez amasada, divide en 3 ó 4 piezas de igual peso (según quieras la trenza de 3 ó 4 cabos), bolea y deja reposar tapadas 30 minutos en un lugar cálido.

Tras el reposo la masa se ha relajado, aplana las bolas y enróllalas en forma de barritas. Forma una trenza y colócala en la bandeja de horno sobre un papel de hornear. Pinta la trenza con huevo batido con un pellizco de sal. Espolvorea generosamente con sésamo crudo y unos granitos de anís

Deja fermentar durante 1½-2h o hasta que casi doble su volumen.

Precalienta el horno a 220ºC

Hornea a 200ºC sin vapor durante 35 minutos hasta que esté bien dorada. Deja enfriar sobre una rejilla... si puedes.

Publicado el Categorías Panadería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.