Saltar al contenido

Blog

Esta cazuela de rape en salsa, además de formar parte de la dieta mediterránea tradicional, aporta proteínas de alto valor biológico, ácidos grasos poliinsaturados, vitamina E si utilizas aceite de oliva virgen y minerales.

Como menú equilibrado con esta receta, podemos sugerir un primer plato de patatas con judía tierna, el rape de segundo, y yogur casero como postre como postre.

cazuela de rape

Ingredientes

  • 1 Rape mediano
  • 3 Cebolletas
  • 2 Dientes de ajo
  • Aceite
  • 1/2 vaso de caldo de pescado
  • Perejil
Personas: 4
Tiempo de preparación: 10 minutos
Dificultad: Muy fácil

Para preparar este delicioso rape con cebollas tiernas solo necesitas tener los comensales en la mesa, pues se prepara en muy pocos minutos.

Modo de preparación del rape con cebollas

  • Pocha en una cazuela, con 4 cucharadas de aceite, los dientes de ajo y las cebolletas fileteadas.
  • Cuando esté transparente coloca las rodajas de rape.
  • A fuego fuerte añade medio vaso (100 ml) de caldo de pescado o vino blanco y perejil picadito.
  • Déjalo cocer tapado durante 3 minutos y destapado un minuto más para reducir la salsa.
  • Sirve caliente.

Curiosidades del rape

La principal característica del rape es su cabeza ya que es muy ancha y exageradamente grande. Sus dientes están muy bien desarrollados y sobre la boca tienen una estructura móvil que tiene la forma de una caña de pescar. Lo curioso es que ondean esta estructura como si fuese una bandera para simular que se trata de una presa pequeña.

¿Has preparado alguna vez una cazuela de rape? ¿Con qué lo has acompañado y qué tal te ha salido?

Categorías Segundos

Hoy te traemos un cuscús de quinoa que puedes utilizarlo en ensaladas, salteado, como guarnición de carnes o pescados o para rellenar verduras.

¡Lo importante es que lo disfrutes!

Cuscús de quinoa: preparación

Cuscús de quinoa

Ingredientes

  • 1 medida de quinoa
  • 2 medidas de agua o caldo
Personas: 1
Tiempo de preparación: 20 minutos
Dificultad: Muy fácil
Modo de preparación del cuscús de quinoa
  • En una sartén (preferible al cazo) pon 2 partes de agua o caldo a hervir, tapado.
  • Cuando hierva incorpora las semillas de quinoa que hervirán tapadas a fuego lento por 15 minutos.
  • Pasado ese tiempo las semillas ya estarán transparentes, por lo que las puedes destapar para avivar el fuego y saltear para eliminar el exceso de líquido.
  • El cuscús de quinoa se puede utilizar frío o caliente.

Curiosidades de la quinoa

La quinoa o quinua es una semilla rica en proteínas y también en fibra alimentaria lo que enlentece positivamente la absorción de sus hidratos de carbono. Rica en hierro y ácido fólico y libre de gluten.

La quinoa es altamente nutritiva. Tiene la ventaja de ser el único alimento de origen vegetal que contiene todos los aminoácidos esenciales, vitaminas y oligoelementos. Su calidad proteica se puede equiparar a la de la leche.

¡Cuidado!: no todas las variedades de quinoa se encuentran libres de gluten.

¿Has probado el cuscús alguna vez? ¿Cómo lo cocinas tú?

Categorías Guarniciones

El arroz con leche es un postre rico en hidratos de carbono, proteínas de elevado valor biológico y calcio principalmente.

Sugerimos sea el postre de un menú compuesto por sopa de pescado y pollo al ajillo con guarnición de espinacas a la catalana.

Arroz con leche

Ingredientes

  • 2½ tacitas de arroz (200 gramos)
  • 4 cucharadas de azúcar
  • ½ rama de canela
  • piel de un limón o naranja
  • 1 l de leche entera
Personas: 10
Tiempo de preparación: 45 minutos
Dificultad: Fácil

Modo de preparación del arroz con leche

Esta es una receta de arroz con leche para prepararse de forma más rápida y nutritiva que tradicionalmente donde la leche hierve durante demasiado tiempo.

  • En una olla alta (de unos 4 o 5 litros) lleva a ebullición ½ litro de agua para hervir suavemente el arroz durante unos 12 minutos, meneándolo solamente al principio.
  • Entretanto abre totalmente un brick de leche por la parte superior y disuelve el azúcar.
  • Cuando el arroz haya empapado todo el agua vierte sobre él todo el contenido del brick.
  • Al cabo de un momento menea por si se había pegado el arroz y echa ½ palo de canela y la piel de limón o naranja, finamente pelada con un pelador de patatas (la parte blanca del cítrico amarga mucho). Si es piel de limón la debes retirar en cuanto empieza a hervir de nuevo, si es de naranja puedes esperar hasta el final, la canela puede llegar hasta el plato.
  • Hiérvelo a fuego lento durante 20 ó 30 minutos, una vez apagado el fuego reparte el arroz con leche en platillos, cuencos o fiambreras para conservar, con el reposo se beberá toda la leche sobrante.
  • Se puede comer tibio o frío.

¿Te gusta el arroz con leche? ¿sueles prepararlo de otra forma? ¡Cuéntanoslo!

Categorías Postres

La ternera con cebolla confitada es un 2º plato rico en proteínas de origen animal, hierro y fibra alimentaria.

Puedes completar el menú equilibrado con un primer plato de patatas fritas, una ensalada y yogur casero como postre.

Ternera con cebolla

Ingredientes

  • ½ Kg carne de ternera tierna cortada a dados
  • ½ Kg cebolla cortada a dados (3 cebollas grandes)
  • 2 cucharadas de aceite
Personas: 4
Tiempo de preparación: 2 horas
Dificultad: Fácil

Preparación de la receta de ternera con cebolla

Prueba esta exclusiva receta de carne de ternera con cebolla confitada y verás cuánto se puede conseguir con tan pocos ingredientes.

  • Coloca en una cazuela fría, con un poco de aceite, una capa de cebolla cortada a dados, una capa con toda la carne y cubre con el resto de la cebolla.
  • Tapa y deja guisar muy lentamente sin remover durante una hora. A partir de entonces remueve de vez en cuando.
  • Al cabo de ½ o ¾ hora empezará a dorarse.
  • Solo cuando esté bien dorada la carne y la cebolla podrás continuar con la cazuela destapada para que se evapore el jugo. Tiempo total, 2 horas.
  • A pesar de tardar mucho, no necesita tu presencia continua hasta el final. Es una receta fácil.

Este plato de ternera con cebolla confitada es muy suave y de fácil digestión debido a su larga cocción.

Si crees que la carne que vas a utilizar no es muy tierna añade al principio medio vaso de vino y remueve hasta que se evapore, continua la preparación según la forma explicada.

¿Sabes preparar la ternera con cebolla de otra forma? ¡Comparte tu receta en los comentarios!

Categorías Segundos

El cuscús es un plato de la rica cocina mediterránea. También llamado alcuzcuz, esta receta se trata de una base de pasta, verduras variadas, AOVE y poca carne. Aromatizado generosamente, las especias nos acercan a la cultura musulmana que tanto las utiliza.

Esta receta aporta hidratos de carbono de absorción lenta, poca proteína de alto valor biológico, vitaminas del grupo B, hierro, antioxidantes variados en función de las especias utilizadas y vitamina E entre otras.

Esta receta de cuscús  (cous-cous) constituye un plato único por lo que puedes completar un menú equilibrado si sirves un zumo de tomate aliñado como entrante, una pieza de fruta de temporada como postre y un yogur.

Cuscús con verduras y pollo

Ingredientes

  • 280 g sémola de trigo duro moyen o sémola para cuscús precocida
  • 300 ml caldo de ave desgrasado
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento rojo pequeño
  • 3 pimientos verdes
  • 1 pechugas de pollo (o restos de pollo asado) opcional
  • 2 zanahorias
  • 1 calabacín
  • 1 cucharada de uvas pasas
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 diente de ajo
  • Especias (jengibre, tomillo, albahaca, canela, azafrán, perejil, pimentón, pimienta molida, etc)
Personas: 5
Tiempo de preparación: 1 hora
Dificultad: Fácil

Modo de preparación del cuscús

Preparar cuscús a la manera tradicional requiere de una cuscusera (vaporera) y aunque aseguran que el sabor no es el mismo, si lo haces como sigue a continuación estará para chuparse los dedos.

  • Comprueba en un vaso medidor el volumen de cuscús que quieres preparar. Toma el mismo volumen de caldo que de cuscús y llévalo a ebullición. Cuando hierva, viértelo sobre la sémola meneando suavemente para escaldar los granitos. Deja reposar tapado, se absorberá todo el caldo.
  • Limpia y trocea un par de cebollas y un diente de ajo. Ponlas a pochar en una sartén con una cucharada de aceite de oliva virgen. Añade media cucharadita de canela en polvo y una cucharada de uvas pasas. Si lo tapas y lo mantienes a baja temperatura conseguirás cebolla caramelizada
  • En otra sartén saltea con poco aceite los pimientos troceados. Cuando estén suavemente dorados reserva.
  • Si dispones de un rallador, ralla el calabacín y las zanahorias. Si no dispones de un rallador grueso, córtalo en juliana con la ayuda de un cuchillo.
  • En la misma sartén saltea las zanahorias y calabacín rallados aromatizándolos con las especias sugeridas u otras de que dispongas
  • El cuscús te puede servir para aprovechar restos de pollo asado. Así que trocéalo para luego calentarlo con las verduras.
  • Cuando tengas todas las verduras salteadas y la cebolla caramelizada mézclalo añadiendo también el pollo troceado. Pero puedes eliminar este ingrediente si prefieres que la receta sea vegetariana.
  • Sirve el cuscús escaldado en un gran plato en forma de montaña para colocar el acompañamiento sobre el mismo.

Comedlo caliente para disfrutar plenamente de su sabor y sobretodo de su aroma.

Y tú, ¿lo has probado? ¿sabes cocinarlo de alguna otra forma? ¡No te vayas sin darnos la receta de tu cuscús!

Categorías Platos únicos