Saltar al contenido

El lenguado con bechamel es un 2º plato esencialmente proteico que se completa con hidratos de carbono y calcio de la salsa bechamel.

Sugerimos completes el menú con un primer plato de garbanzos con bacalao y fruta como postre.

Foto de la receta

Ingredientes

  • 2 lenguados de ración
  • harina
  • 300 ml de salsa bechamel
  • aceite para freír
Personas: 2  
Tiempo: 20 minutos  
Dificultad: Muy fácil

Para preparar un lenguado con bechamel (o besamel), pide a tu pescadero que le quite la piel a los lenguados, córtales las aletas y limpia bien el vientre. Enharínalos bien y fríelos con aceite en una sartén tapada durante 3 ó 4 minutos por cada lado. Prepara una salsa bechamel con cebolla y sirve por separado para poder limpiar, de espinas, el lenguado. Se come con pan

Categorías Segundos

Es un tipo de cocción al vapor que previene la pérdida de minerales y vitaminas hidrosolubles en los jugos que se desprenderían en otro tipo de preparación. Además aporta proteínas de origen animal.

Sugerimos un menú compuesto por un primer plato de crema de zanahoria, un de dorada a la sal con guarnición de alcachofa rebozada y fruta como postre.

Foto de la receta

Ingredientes

  • 2 doradas de ración
  • sal muy gruesa
  • aceite
Personas: 2  
Tiempo: 30 minutos  
Dificultad: Media

La dorada a la sal es una forma simple de preparar este pescado (con escamas) solamente con su propio jugo.

En una bandeja de horno con papel vegetal coloca una capa de un dedo de sal. Coloca sobre ella las doradas enteras (pero sin tripas) y cúbrelas totalmente con sal, evitando solamente que entren en la barriga. Si resbala mucho la sal la puedes salpicar con agua para que se pegue mejor. Cocina al horno a 200 °C hasta que la sal empiece a tomar color (10-15 minutos). Se sirven los filetes totalmente limpios de sal y aliñados con aceite. Puedes acompañar la dorada a la sal con una guarnición de berenjena rebozada.

Para cocinar a la sal cualquier pescado no lo desescames ni le quites la cabeza para evitar que entre sal. La cocción a la sal es una variación de la cocción al vapor, por lo tanto muy digestiva.

Categorías Segundos

La butifarra con cebolla es un 2º plato simple en elaboración pero que aporta proteínas de origen animal, hierro, vitaminas hidrosolubles y fibra.

Puedes completar el menú equilibrado con un primer plato de sopa de pescado, ensalada de tomate y fruta como postre.

Foto de la receta

Ingredientes

  • 2 butifarras crudas individuales (preferiblemente gruesas pero también pueden ser 6 salchichas)
  • 2 cebollas medianas
  • 1 cucharada de aceite
Personas: 2  
Tiempo: 40 minutos  
Dificultad: Muy fácil

Para preparar una butifarra o salchichas con cebolla, pon a cocer en una sartén con un chorrito de aceite la butifarra con las cebollas fileteadas tapándola. Tapa y deja cocer 15 minutos, luego remueve la cebolla y la butifarra y deja cocer durante ¼ hora más. No necesita sal, está buenísima mojando pan en la salsa.

Categorías Segundos

2º plato que aporta proteínas de origen animal (las de los calamares y las del huevo), calcio e hierro.

Para completar el plato combina los calamares a la romana con una ensalada. Y para completar el menú equilibrado sirve un primer plato de coliflor con judías y yogur o natillas como postre.

Foto de la receta

Ingredientes

  • 30 anillas de calamar (2 calamares)
  • harina
  • 1 huevo
  • sal
  • aceite para freír
Personas: 2  
Tiempo: 20 minutos  
Dificultad: Fácil

Para preparar los clásicos calamares a la romana, seca el exceso de agua de los calamares cortados con un trapo limpio o papel de cocina absorbente. Enharínalos dándoles muchas vueltas en un plato, hasta que no admitan más harina. Luego pásalos por huevo batido con sal y fríelos en abundante aceite 2 ó 3 minutos por cada lado. Sírve los calamares a la romana con gajo de limón para rociarlos por encima.

Los calamares crudos congelados durante unos días quedan más tiernos.

Categorías Segundos