Acebo

Vuestras preguntas

Mi hijo solo come potitos

PREGUNTA

Tengo un niño de 14 meses y no consigo que coma otra cosa que no sean "potitos". ¿Cómo puedo introducirle en la masticación?

Respuesta

La masticación no debería introducirse nunca como un cambio. La variedad de texturas debe estar presente desde la introducción de los nuevos alimentos complementarios a la leche materna. Si se introduce como novedad, cuesta un esfuerzo, si forma parte de la alimentación del bebé, no resulta un cambio traumático.

La dependencia a la comida de batidora o a los potitos es cada vez más común por su abuso. Eliminar ese hábito incorrecto es difícil, pero no hay más remedio que hacer un gran esfuerzo. Debes eliminar totalmente la comida homogénea en color, sabor y textura para pasar a aquella comida que nos preparaban las madres sin dinero para batidoras ni potitos.

Para tener éxito en el cambio, debes mantener el mismo ambiente a la hora de comer, para que asocie el nuevo plato a la situación habitual de comer: trona, babero, baso, cubierto. Sin sofocarte lo más mínimo le explicas que vas a enseñarle a comer la misma comida que papá y mamá (pues ya puede comer las mismas comidas "suavizadas"). Lo chafas o cortas todo como aparece en el artículo anotado en la clumna de la derecha y se lo ofreces con muy buen humor porque "va a aprender". Debes transmitirle seguridad y convencerlo de que aquello es comida y además está muy rica. Se lo ofreces durante unos minutos y lo dejas descansar si lo rechaza, vuelves a comenzar como si nada hubiera ocurrido y con el mismo buen humor (a pesar de sus protestas o incluso vómitos) y así hasta el tercer intento, después de este, si no se ha convencido del cambio, lo bajas de la trona definitivamente y no le das nada de comer (sí agua para beber) hasta la siguiente comida. Los niños vomitan con mucha facilidad y aprovechan situaciones estresantes para mostrar así su poder sobre mamá, no es preocupante, lo limpias sin alterarte y continúas tranquilamente. Si lo haces convencida, podrás convencer a tu hijo de que lo que le estás ofreciendo es tan bueno como dices así que terminará aprendiendo aunque pasen unos días un poco difíciles. Felicítalo por cada pequeño logro que consiga.

Última actualización: 20/02/2007 17:43


Ana González-Román Ferrer. Diplomada en Nutrición humana y dietética por la Universidad de Barcelona.